Luis Andrés Pérez Jiménez


Luis Andrés Pérez Jiménez

Biografía

Soy un hombre de 50 años, padre de dos hijas y trabajador de la Administración Pública desde hace más de 15 años, y llevo implicado en diferentes militancias desde hace que tengo uso de razón. Desde las luchas antimilitaristas que culminaron en el movimiento de la Insumisión, pasando por los movimientos sociales antiglobalización y el sindicalismo alternativo, y desde 2014 embarcado en esta aventura que es Podemos, siempre desde la base y también habiendo ocupado diferentes cargos orgánicos en el ámbito municipal (en mi ciudad, Torrejón de Ardoz) y durante un par de años también en el ámbito autonómico.

También fui concejal y portavoz en la legislatura 2015-2019, dando paso en la siguiente legislatura a otras compañeras y compañeros para volver a mi trabajo, ya que opino que la política institucional no debe ser un empleo, sino una responsabilidad cívica temporal y lo más repartida posible.

Si alguien quiere saber algo más de mi, aquí van mis perfiles en redes sociales:

Twitter: @LuisAndresPJ

Facebook: luis.andres.p.j

Instagram: luis_andres_perez_jimenez


Motivación

Con esta candidatura no pretendo en absoluto optar a ningún puesto de diputado autonómico, mi principal motivación es apoyar el valiente paso que Pablo Iglesias ha dado, ya que comparto la lectura del momento político actual: en estas elecciones autonómicas no sólo está en juego la posibilidad real de que la ultraderecha retrógrada de V0X entre en el gobierno autonómico, asfixiando con una nueva vuelta de tuerca a las clases populares de nuestra comunidad. Si esto ocurre en Madrid, la alianza de las dos ultraderechas (la neoliberal del PP y la tradicionalista de V0X) tendrá la vía libre para iniciar el asalto al resto de las Administraciones Públicas, con nefastas consecuencias para la ciudadanía.

Pablo lo ha visto claro, y ha hecho lo que cualquier antifascista convencido debería hacer: dar la batalla en el lugar donde sea más necesario en cada momento.

Convencido de que la inyección de ilusión que la valentía de Pablo ha supuesto para la militancia de Podemos, y para amplios sectores de la ciudadanía madrileña, es el empujón que necesitábamos para salir a ganar estas elecciones y sacar el Gobierno de la comunidad de Madrid de las garras de los intereses de las grandes empresas y grupos económicos, para ponerlo al servicio de la ciudadanía.

Si por el hecho de presentarme en esta lista, sea en el puesto que sea, puedo humildemente contribuir en parte a conseguir ese objetivo, esta será mi aportación.

Ahora, más que nunca: ¡Sí se puede!