Bruno Estrada López


Bruno Estrada López

Biografía

Nacido el 25 de Agosto de 1964.

Soy economista, Adjunto a la Secretaria General de CCOO.

Desde enero hasta noviembre de 2020 desempeñé la función de asesor económico del Secretario de Estado de Empleo del Ministerio de Trabajo.

Director adjunto del Programa Modular de Relaciones Laborales de la UNED; fundador de Economistas Frente a la Crisis; vicepresidente de la Plataforma por la Democracia Económica; patrono de la Fundación de Estudios y Debate Espacio Público; miembro del Consejo Editorial de CTXT; miembro del Consejo de Redacción de la revista TEMAS para el debate. Miembro del Consejo Asesor de la Fundación Alternativas.

- Organizador del III Congreso Trabajo, Economía y Sociedad de la Fundación 1º de mayo “Repensar la economía con las trabajadoras y trabajadores” que tuvo lugar el 14 y 15 de noviembre de 2019 en Madrid.

- Participé, como Experto por parte del Grupo de los Trabajadores, en el encuentro tripartito de la OIT de Ginebra para definir las “Guidelines for a just transition towards environmentally sustainable economies and societies for all”. Octubre 2015.


Motivación

La candidatura de Pablo Iglesias al frente de Podemos es la mejor oportunidad que hemos tenido en las últimas décadas para acabar con las políticas neoliberales en la Comunidad de Madrid y quiero participar en ello. Las dinámicas de mercado concentran la inversión privada en los lugares más desarrollados, hay que ser muy muy torpe políticamente para quebrar esa dinámica en una región prospera. En 2019 su PIB fue de 230.000 millones € y su PIB per cápita superó los 35.000 €. Sin embargo, la mayoría de sus 6,6 millones de habitantes no disponen de esos ingresos al año, ni disfrutan de los mismos servicios públicos. Madrid, en su interior, oculta grandes desequilibrios. La brecha entre el 20% de la población con más ingresos y el 20% con menos es en Madrid la más grande de todo el Estado.

La gestión del PP durante las últimas décadas ha encarecido la prestación de los servicios y ha beneficiado a empresarios vinculados con el poder político. Ha deteriorado aceleradamente el Estado del Bienestar para facilitar sus políticas privatizadoras y depredadoras de lo público. Asimismo, hay una gran desigualdad territorial que afecta principalmente al Sureste debido: a una insuficiente dotación a los Ayuntamientos de políticas básicas de educación, intregración social, dependencia, políticas activas de empleo; a que se ha abandonado la construcción de colegios y centros de salud; a que tenemos una insuficiente política de vivienda pública, y no hay un control de los alquileres.